Hay un lugar lejos del mundanal ruido...